CONSEJOS DE MAMÁ

Tus hijos serán lo que tú les ayudes a ser, declara bendición sobre ellos cada día, ámalos, cuídalos, protégelos, serán lo que tú les ayudes a creer! Dios los puso en tus manos cuida su corazón, sus sentimientos cuidad de ellos.

Un día común, típico de afanes yo estaba enfadada, era muy de mañana y entre las obligaciones y responsabilidades estaba llevar a mis hijos a la escuela. Entre el tiempo que tenía de alistarlos y prepararme para ir al trabajo estaba la tarea de llevarlos a ellos a la escuela.

Mamá me escucho hablar enfadada, apresurar a mis hijos y hasta levantar la voz un poco enfadada y “me dijo no levantes tu voz , no les grites, déjalos que se vayan a la escuelas FELICES y tengan un buen día, que no se vayan tristes o enfadados ellos también “.

Wow! Cuanta razón tenía mamá, porque no me lo había dicho hace muchos años… no respondí nada pero mi corazón se encogió de tristeza y remordimiento, mamá tenía razón yo no estaba cuidando el corazón de mis pequeñines a pesar de tanto que los amaba, no estaba siendo cuidadosa con sus sentimientos.

Me fui pensativa al trabajo, triste porqué por mucho tiempo los hacía vivir apresuradamente… córrele, apúrate que se hace tarde, porque no entiendes, porque no haces caso, ya te dije, así no se hace, y es que no nos damos cuanta que el tiempo es tan corto que así como vuela para hacer nuestros afanes diarios así también volará y mañana ellos ya serán adultos y habrán hechos sus vidas y entonces EL NIDO SE QUEDARÁ VACÍO.

Desde ese día procuré diligentemente no volver a dejar que las primeras obligaciones y responsabilidades de la mañana me hicieran enfadarme con mis hijos. Cada vez que comenzaba a enfadarme recordaba a mamá diciendo “NO LES GRITES, NO TE ENFADES déjalos que se vayan a la escuela y TENGAN UN DÍA FELIZ”.

Me tuve que perdonar a mi misma y pedir perdón a Dios por tanto tiempo haber actuado así enfadada y, no haber cuidado todo el tiempo del corazón y sentimientos de mis pequeños. Después con los años les he ido pidiendo perdón a cada uno de mis hijos, perdón por si alguna vez sin querer los lastimé, perdón si no cuide de su corazón como se suponía que debía haberlo hecho, perdón por las muchas ocasiones que deje que la frustración de la vida no perfecta me llevara al enfado y autoritarismo ( ellos han respondido que entienden y que todo está bien, y que a pesar de que yo miro los errores que cometí también hice muchísimas cosas buenas con ellos y les he dado mucho más.

Y es que sabes querido lector en esta vida no hay un manual definido que te indica cómo vivir cada etapa y circunstancia de la vida, no hay un manual definido para ser esposa, madre, amiga, hija, hermana… no, desafortunadamente a veces aprendemos con el diario vivir, a veces aprendemos de los errores y muchas veces aprendemos demasiado tarde.

Hoy le doy gracias a mi madre por tan sabio consejo, ella miró lo que yo no miraba, tal vez ella aprendió de su propio error, tal vez no. Pero le doy gracias a mamá por estar allí conmigo cuidando mi corazón y cuidando el corazón de sus nietos y biznietos. TE AMO MAMÁ.

Pd.

Si hay un manual para vivir en ésta vida y se llama BIBLIA palabra de DIOS.

Y también hay mujeres virtuosas que nos enseñan y corrigen cada día. Personas también de las que aprendemos de sus experiencias de la vida, uno de ellos se llama papá, gracias !

Dedicado a mis padres.

Maria e Isidro Rentería.

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: